Madres y padres excaban en BCS para encontrar a sus hijos desaparecidos



                                                 Hasta encontrarlos

                               Crónica de una búsqueda interminable



Servicios periciales
Eran las siete horas de la mañana del jueves 27 

del mes que corre, y ya nos encontrabamos en la comunidad de Vizcaíno; días antes habiámos acordado realizar búsquedas en aquella población, donde parece no haber gobierno, y casia diario- las familias reportan- otras no- la desaparición de un familiar- en especial jovenes.



Teniamos conocimiento que en las zonas que visitabamos pudiera
haber

fosas clandestinas. Vizcaíno es una de las poblaciones cercanas al vecino Estado de





Baja California; hacía un viento frio y a las pocas horas la

temperatura había “arreciado” a 35 grados. Largamos sweters y chamarras que a las pocas horas cambiamos por gorras y sombreros, y nos armamos con


Palas, picos y puntas para buscar,en suelo hundido y tierra suelta, esas eran nuestras armas, y botellas de agua para iniciar los recorridos e internarnos en el monte.
Iniciabamos la primer busqueda de fosas clandestinas; practicamente oficial, porque anteriormente la hicimos sin ninguna clase de protección. No importaba el riesgo ni el clima.


Nos acompañaron cuatro elementos de la Policía Ministerial; ellos al igual que nosotros viajaron desde La Ciudad de La Paz, porque fue petición de las integrantes de la Zona Pacifico Norte que no fueran agentes de
aquella parte del Estado. Tuvimos una muy buena respuesta del Comandante Fernando Vivero Hernández, Capitán De Fragata de la Secretaría de Marina, y actual Director de la Policía

Ministerial con quien un día antes de la búsqueda, le hicimos saber por lo que estabamos pasando desde la desaparición de nuestros hijos y la conformación del ColectivoSInEllosNo ; el porque como, cuando y donde.
Conocí en este sevidor de la PGJBCS a un hombre, educado, colaborador y muy interesado en apoyar nuestra lucha, “No soy un ente político, ni busco

publicidad alguna, me aclaró, ni soy de foto ni publicaciones, me dijo que las acciones hablarían de su trabajo.”. Con el estaba su segundo de abordo callado y muy prudente, quien lo secundo en brindarnos el apoyo. El es


En Las Bramonas
subdirector de la misma dirección.

Fue en el arroyo de “San Pablito” y al Ejido Díaz Ordáz el primer suelo que pisamos guiados por un padre y su hijo donde encontramos los primeros restos; costillas, y vertebras humanas, dispersos unos de otros, porque los animales, -aves de rapiña, coyotes, los pelean porque son su comida- .


Cuando los cuerpos pasan mucho tiempo expuestos al sol “Ya están muy contaminados”, el polvo, y el excremento de animales no ayudan mucho para lograr un buen ADN - nos había advertido la directora del área de genética de la PGJBCS durante la reúnión que unos días antes se había celebrado con la presencia del Subsecretario de Derechos Humanos de la SEGOB, Rafael Adrian Avante, que había venido a conocer más sobre el tema de desaparecidos a BCS.

Y es que el ganado, perros y otros bichos rastreros que viven en el monte circulan por alli libremente, y hacen de los

cuerpos sepultados por las mafias, su festín, porque los huelen y los sacan.

Sin experiencia pero con mucha fuerza y energía nos fuimos adentrando en tupido monte; en algún momento nos perdiamos y era a silbidos y algunos gritos que volviamos a reunirmos.
El primer día, fue muy cansado, y poco sabíamos de como hacer una búsqueda. Aprendimos que hay que hundir las varillas, y luego de sacarlas de la tierra, olerla para saber si hay olor fétido, - una experiencia por más desagradable pero es una prueba de que allí hay que excarbarle.
Igual si hay hundimiento y si esta la tierra removida, porque aún cuando no quieren dejar rastros, los animales se convierten en nuestros aliados. Los sicarios no se internan mucho en el monte o en la sierra, solo caminan unos metros y allí los entierran, y no es difícil suponer que alli estuvieron porque dejan colillas de cigarro, botes vacíos de refrescos o cerveza, y las rodadas de los vehículos nos dejan pistas.

Es la primera ocasión que escribo una crónica de este tamaño; el tema es sensible para a quienes le han desaparecido un ser querido, pero de risa y burla para aquellos entes indolentes que no han tenido la dicha de ser madres o padres, son de mala entraña, o simplemente carecen de todo afecto. Esa parte la he leído y los estudiosos de la psicología, lo mencionan.

Aún así un gran número de personas se han unido a nuestra lucha.


El segundo día – de los tres de búsqueda- llegamos más lejos, nos trasladamos al Arroyo El Piloto, en el ejido Emiliano Zapata, allí nuestro guia, más conocedor del terreno, y oriundo del lugar, dio con la primera fosa, ya la habían dejado lista para depositar allí más cuerpos.

Luego una más, estas no son muy profundas, no mayor de dos metros, de donde excabando, aparecieron cabellos en su cuero, y más vertebras, algunas carcomidas por los aimales y el tiempo.

La tristeza asomo su cara,

¿ Como saber a quien pertenecieron” porque tuvieron que quedar allí ?.

.Siguiendo huellas, aparecio la pierna- seguramente desprendida por los animales. esta, aún con un poco de grasa, lo que dejaba entender que no tenía mucho tiempo de haber sido sepultado.
Así los oficiales a cargo de brindarnos protección, hicieron venir al lugar del hallazgo al personal de Servicios Periciales de la comunidad de Vizcaíno que hicieron el levantamiento de los restos encontrados. Minutos antes uno de los buscadores había levantado otros restos; correspondian a una mano, cabellos y otros pequeñas piezas que mucho semejaban a unos dedos.

Ya los traía para entregar a las autoridades pero los agentes le pidieron los regresara al lugar de donde los había levantado.

De alli nos fuimos al Frente Mujica, y a La Tinajera

Era dificil asimilarlo y ver a un joven escarbando buscando a su hermano, a las madres que perdieron a su hijos en esa parte de la región; algunas veían, otras se alejaban, lloraban. Esperando que algo pudiera identificarlos..

 Pero solo eran restos.

Alededor prendas de vestir, calzado ya destruidos por el tiempo.

En tanto las aves de rapiña vigilando como si fueran los guardianes.

Despues un descanso, tuvimos intercambio de opiniones, más informes mas puntos que recorrer, algunos negándose a comer algo. “Coman, invitaban unos a otros, “dicen que las penas con pan son menos”; y aparecieron los bonches de burritos elaborados por nuestros anfitriones. Papas con chorizo”, exquisitos!!!apoyo de un joven matrimonio que busca a sus hijos.

Nos sentiamos seguros de tener entre nosotros a los agentes de la policía ministerial, escuchando historias de dolor de las madres. En verdad, no tengo muy buenos antecedentes de la gente de la PGJBCS, pero ellos se mostraron solidarios y hasta complascientes para los recorridos. Ya era una chinga, traer uniformes de color negro, equipo colgado por todas partes y las armas para todavía pensar mal de ellos. !!!!Ahora nos acompañaban a buscar a los desaparecidos.

Algunas madres permanecían calladas, renuentes a contar sus penas y con desconfianza hacía los policías. Los agentes se mostraron respetuosos y expresaron solidaridad. Ta cabrón decían—No quisiera verme en su zapatos”

Pegado a las cinco de la tarde decidimos regresar; había que estar bien descansados para el día siguiente, porque a las siete horas am, estaba programada la salida para ganarle al tiempo, al sol y al calor.

El tercer día, la busqueda se prolongo, porque llegaron hasta Abreojos y La Bocana, a brechas muy ´prolongadas hasta de tres horas de camino, y casí muy cerca de la sierra.
Ese día, no hubo nada, ni acuerdo para llegar más lejos.

Luego el regreso al otro municipio, el de Comondú, donde haríamos búsqueda con las madres de ese lugar.

En el Valle, entramos a los arroyos a buscar,- a peinar la zona.- Un día antes había llovido y creímos que eso nos ayudaría, y que la corriente pudiera sacar de la tierra lo que buscabamos. Pero también se corría el riesgo que el agua los arrastrara.
Nos encontramos con ropa, calzado entre las piedras. Un grito se escucho, “Aquí hay ropa y hasta condones muy cerca de las prendas de vestir.” Sonreímos; un ministerial para hacer menos duro el momento comento. “Cuando menos Murió felíz”. Eso si le respondí. Había mucha basura en el arroyo de la que tira sin
remordimiento alguno en los arroyos, la gente del lugar- pero también restos muy grandes -seguramente del ganado. Las Costillas, eran muy grandes – No creo que sean de humano dijo un buscador. Pero más cerca estaban otras más chicas, seguramente para confundir, pensarían los asesinos, de enterrar cuerpos donde hay ganado muerto.
La envié ya a un amigo criminólogó, dijo una persona del grupo- , y parece que son de humano.”- me decía.
Ya para dejar el arroyo conocido como “Las Bramonas”, una vibora de regular tamaño, salió a despedir al grupo. “ No te muevas le dijo un agente a quien se encontraba de espaldas de la visitante.” Allí esta una vibora!!! lograron atraparla y hasta tomarse la foto con ella.

Luego a recorrer ranchos agrícolas abandonados, con el mismo resultado, tenis enterrados, chamarras, y gorras en construcciones en ruinas. Había una color blanca con el nombre de Marcos Covarrubias, de las que entregaba durante su campaña para gobernador; y en otro espacio, un compañero había encontrado un moneda de 50 centavos del año de 1986.

Allí dimos por terminada La busqueda en un rancho localizado como a 5 kilometros de la carretera transpeninsular El Valle- La Paz en el poblado conocido como “ Los Inocentes. Asi lo conocía yo, porque justo en el kilómetro 200 en 1956 llegue a este mundo.

Añadir leyenda


Ahora, lamento todo esto, porque “tristemente no habrá fosas porque hay otras formas de desaparecer cuerpos de una manera brutal, salvaje, es un dolor grandísimo. Hoy estas noticias   nos conmociona a todos. Que triste para las familias; esto no puede seguir ocurriendo.!!!
En un país donde ser joven o mujer es sinónimo de peligro y no de oportunidad, crecimiento, de oportunidad para desarrollar aspiraciones. Hoy vivimos en un México , en el que se ha llegado a un punto límite.
Porque México se convirtió en una gigantesca fosa clandestina.!!!!!


 Que horror!

Fue una jornada difícil pero allí estuvimos bajo un sol abrazador entre caminos, brechas y charcas de agua, buscando y buscando hasta poder encontrarlos.!!!

Agradecemos al Director de La Policía Ministerial Capitan de Fragata Fernando Vivero Hernández, a Denisse Guadalupe Acosta titular de la dirección de Prevención al Delito y a los Agentes de la Policía Ministerial por su apoyo y disponibilidad, en esta gran experiencia como rastreadoras, buscando a nuestros desaparecidos...

ColectivobcsSinEllosNo...





Comentarios

Entradas populares de este blog

Ley de Movilidad en Marzo 2019

Diputados recuerdan este día la Promulgación de la Constitución Política de BCS

El verdadero perfil y curriculum de Alejandro Cruz Olivera, Delegado de la SCT